Poemas de Carmen Carrasco

Yasmín y el borriquillo

En recuerdo de los entrañables
borriquillos del Polígono, en Melilla

Me llevaron de paseo
a un hermoso campo verde,
cubierto por amapolas
y por mil flores silvestres.
¡Qué sensación!.

¡Cómo disfrutaba yo
lejos de la gran ciudad!,
Me sentía libre y feliz
en aquel bello lugar.
¡Qué ensoñación!.

Cargado y muy agobiado
se presentó un borriquillo,
sosteniendo a duras penas
su gran carga el pobre asnillo.
¡Qué sinrazón!.

¿Querrías jugar conmigo,
corretear por el campo
y perseguir mariposas?
Sería muy divertido.
¡Qué ilusión!.

Quisiera jugar contigo
y por los prados trotar
pero no puedo, Yasmín,
nací para trabajar.
¡Qué dolor!.

Este poema pertenece a Carmen Carrasco
y está sujeto a licencia 2.1 de CreativeCommons

Si te interesa mi obra, escríbeme a carmen@carmencarrasco.es • Sígueme en: Mi canal de youtube youtube
InicioCA multimedia